CESGE

  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
Home Cultura Poesia y Novela Gramática Pamue de Salvador Ndongo

Gramática Pamue de Salvador Ndongo

E-mail Imprimir PDF

 

Seguramente habrá libros acerca del Pamue o fang como lengua con un mayor desarrollo y un estudio más profundo de esta lengua. Sin embargo, y una vez más, echando la vista hacia atrás en la Biblioteca Nacional, me he encontrado con este libro editado por el CSIC (Consejo superior de Investigaciones Científicas) en el año 1956. Se trata de un libro cuyo autor es, como pone en el libro, el “Presbítero Sacerdote Indígena de Guinea Ecuatorial” Salvador Ndongo Esono.

Se trata de una publicación que tenía como finalidad ayudar o facilitar la labor de los religiosos españoles con el aprendizaje de la lengua local.

 

Ya en el prólogo, explicando las motivaciones que le llevaron a escribir el libro y seguramente en línea con el contexto histórico en el que se vivía en ese momento (la colonización), el autor escribe “(…) en el deber abrumador de conservar lo único sano que me legaran mis antepasados(…)”. Esta frase lapidaria me llegó a lo más profundo, ya que no creo que fuera una afirmación vaga o aleatoria. Y es que por un lado, pude apreciar un afán del autor por realizar una labor científica que suponía una prolongación en el tiempo de un tesoro como es la lengua propia. Pero por otro lado, se puede ver en estas líneas cómo la labor misionera de la época lograba minar la autoestima de los nativos, llevándoles a la creencia totalmente errónea de que, por haber sido maldecidos por Dios o por el creador, el “colonizado” no estaría dotado de ninguna cualidad positiva, la de cualquier “ser humano”. Es lo que rezuma la expresión “lo único sano que me legaran mis antepasados”. La labor de la colonización religiosa, creo que conscientemente, lograba socavar nuestros valores, haciendo que nos rijamos por pautas del poder (los colonos), provocando nuestra sumisión a ciegas a base de debilitarnos, hábito que creo podría justificar muchas veces la desidia, tanto frente a occidente como frente a nuestros propios gobernantes, de muchos pueblos en África. El padre Salvador seguro que estaba convencido de sus palabras, y esta frase refleja quizás el complejo con el que varias generaciones africanas han crecido. Recordemos por ejemplo que en Guinea Ecuatorial, las únicas instituciones educativas, incluso después de la independencia de 1968, han seguido dominadas por las instituciones religiosas. Sin embargo, lo importante aquí es la labor realizada en esta obra, más que lo que opinara el padre Salvador en el prólogo.

 

Esta opinión no quiere de ninguna manera quitarle ni un ápice de mérito a la labor los religiosos en la educación, la sanidad y otros campos en Guinea, que además se mantiene hasta ahora.

Sin embargo, por hacer una crítica constructiva, creo que es importante la intención del autor, al hacer este exhaustivo estudio, de transmitir a las generaciones venideras este saber.

Personalmente he aprendido cosas de las que ni me había dado cuenta antes de leer este libro. Por otra parte este libro puede ayudar a identificar con mayor claridad los matices de la lengua fang, que es muy diversa dependiendo de la región de origen, del país, de las influencias, etc. En el libro del Padre Salvador Ndongo refleja un fang que ahora podríamos llegar a denominar ancestral, por tratarse de unas expresiones que han dejado de usarse, pero precisamente por eso este estudio inmortaliza la lengua de alguna forma. En otros idiomas hay volúmenes y volúmenes de libros explicando y estudiando tanto su lengua como su literatura. En este caso esta obra podría ser el primer paso que se dio en el estudio de la lengua, pero se podría hacer muchísimos estudios más acerca del prolífico arte de la metáfora fang, por ejemplo.

Este libro es un formidable esfuerzo por articular la lengua fang de tal forma que sea comprensible desde el prisma de una persona que habla castellano. Por ello el Presbítero Salvador llega hasta a desarrollar un sistema ortográfico muy complejo que, si bien se rige por la ortografía de la legua castellana, es muy coherente y esclarecedor. Se diseñan unas pautas para su posible desarrollo ortográfico, que es uno de los problemas que nos encontramos al querer escribir en fang, no sabemos escribir en castellano muchas formas de pronunciación que no existen en el castellano.

Algunos apuntes del “pamue”

A continuación quiero compartir algunos apuntes que pude sacar de este libro y, como he dicho antes, supongo que habría sabido de otra forma.

El autor lo divide en cuatro partes: Fonología, Morfología, Sintaxis y Ortografía.

La lengua fang carece de la “ll”, “j”, “p”, “rr” ni la “x”

Interpreta que en pamue no llevan acento ortográfico las palabras agudas terminadas en consonante como: mekoak (piedras), asog (monos) o Vilma (lámparas).

Entiende que las palabraza aguas acabadas en vocal deben acentuarse como: mendá (casas) o kumá (ricos).

El libro desarrolla explicaciones gramaticales con vocabularios y ejercicios prácticos tanto de escritura como de pronunciación.

Normal 0 false false false MicrosoftInternetExplorer4

Los números:


- 1: Fo

- 2: Be

- 3: Lá

- 4: Ni

- 5: Tan

- 6: Sam

- 7: Nzang Buá

- 8: Nhuom

- 9: Ebú

- 10: Ahuom

- 11: Ahuom ye fo/ fufó

- 12: Ahuom ye be/ fubé

- 13: Ahuom ye lá/fulá

- (…)

- 20: Mehuom mebe

- 21: Mehuom mebe ye mbo

- 22: Mehuom mebe ye be

- 23: Mehuom mebe ye lá

- (…)

- 30: Mehuom melá

- 31: Mhuom melá ye mbo

- (…)

- 40: Mehuom meni

- 50: Mehuom metan

- (…)

- 100: Nkama*/ntert

- 101: Ntert ye mbo

- 102: Ntert ye be

- 200: Mi-kama mibe / mi-ntert mibe

- 300: Mi-ntert milá

- 400: Mi-ntert mini

- 1000: Ezug / ntosin*

- Un millón: Ezugzug

-   Un billón: Bizigzug

Normal 0 false false false MicrosoftInternetExplorer4

El libro también contiene una conjugación de verbos, indicando los que son irregulares, si bien el afán por traducir formas verbales del castellano al pamue le llevan al autor a conjugar en tiempos y formas no utilizadas regularmente en pamue, aunque sí en castellano.

Se hace una referencia a los adverbios: Abuiñ (mucho), Avichang (poco), abim (algo), etc.

Hay además en cada capítulo de la obra un amplio vocabulario que es desarrollado finalmente en un reducido pero importante diccionario. Entre las palabras que me llamaron la atención están los nombres de los animales:

Nsok: Elefante

Nart: Buey

Ogbuong: Antílope

Ngoom: Puerco-espín

Nviin: Venado

Nduiñ: Águila

Kaba (n): Cabra

Osog: Mono

Nvú: Perro

Nkok: Gacela

Engoro: Chimpancé

Ngi: Gorila

Los meses del año que se dice indicando primero la palabra “mes” (ngoan) luego el número del mes y finalmente de añade la palabra “año” (mbu). Esta forma de denominar los meses, no existía con anterioridad a la llegada de los colonizadores. Ej.Abril: Ngoan ni mbu.

Hay que indicar, finalmente, que muchas de las formas que están transcritas en este artículo ya no se utilizan o simplemente han caído en desuso.

Mis sinceros agradecimientos a Salvador Ndongo Esono.

 

Comentarios  

 
0 #1 profesor informáticaElías Hernández 14-09-2011 08:05
estuve viviendo en Guinea Ecuatorial durante 3 años, desde que tenía sólamente 1 año de edad. Mi padre trabajaba en una empresa española de recolección de algodón. Mi madre me dice que aprendí el pamue antes que el castellano, pues jugaba con los hijos de un criado nativo que teníamos en casa.
Citar
 
 
+2 #2 gramatica fangpaulo 01-04-2012 18:52
un saludo.estoy casado con una mujer fang,y siempre estado interesado en la lengua fang,pero no tiene paciencia para ensseñar.algo ya se de oir,pero me gustari tener un libro de gramatica para aprender mucho mejor.
ambolo.akiba abuiñ
Citar
 
 
0 #3 Aprender pamueFélix Cuadrado Vigil 23-05-2015 15:53
Me gustaría me indicaseis dónde puedo encontrar yuna gramática del Pamue.
Citar
 
 
0 #4 Gramática FangVirgilio Ela motu 08-07-2016 09:55
Hola, soy un fang y llevo desde hace mas de diez años voy peleando con una investigación sobre la cultura fang en general, porque creo que hay elementos que apuntan a su extinción en Guinea Ecuatorial. La documentación es tan exigua que incluso podría decir, inexistente. ¿Dónde podría adquirir este libro del Reverendo Salvador?
Citar
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar