CESGE

  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
Home Política Opinión Cumbre UE-Africa

Cumbre UE-Africa

E-mail Imprimir PDF

La reciente cumbre África –UE ha revelado que el verdadero interés  de la Cumbre  no estaba cerca de las necesidades reales de los africanos. En fin, el control de la migración y las ayudas al desarrollo se convirtieron en la fachada de lo que se encontraba en el fondo: la apertura de los mercados africanos a los productos europeos. Es decir, reducir los impuestos a la importación de los bienes manufacturados de las empresas europeas y además, la apertura a los ¡¡productos agrícolas europeos!!

Lo que se puede apreciar, es que los europeos han aprovechado esta cumbre para intentar, eso sí “bajo mesa”, lograr el apoyo de los líderes africanos a sus propuestas que son las directamente causantes de muchos de los males de África.

En alguna de las crónicas de la cumbre se dice textualmente que muchos de los líderes salieron “espantados” de la cumbre, lo cual demuestra el carácter de encerrona urdida por la UE.

De todos las intenciones de la UE las más vergonzosa (que por cierto, no estaba en el orden del día) es la de pedir la apertura a los productos agrícolas europeos, y es que estos, incluso en África (cuyo coste es bajo por necesidad), llegarían a ser más baratos que la producción propia debido a que muchos productos agrícolas europeos siguen siendo subvencionados.

Pero ahondando aun más en las reivindicaciones europeas, podemos ver cómo a cambio la UE ofrece libertad de acceso de los productos africanos a sus mercados, a priori una ventaja. Pero no es oro todo lo que reluce, cuando llegue el momento de introducir productos africanos en los mercados europeos, los africanos se encontraran con la férrea oposición de las medidas de seguridad de las autoridades de consumo. Y estas medidas son conocidas por todos como los mejores mecanismos de cortapisas a las importaciones, sin ir más lejos, solo un jamonero en toda España ha conseguido al fin exportar legalmente Jamón a Estados Unidos después de seguir sus pautas de producción marcadas por las autoridades de consumo norteamericanas. Y para colmo, en una de las pocas facetas en la  que los africanos podrían intentar competir con los productos europeos como  el algodón, resulta que es un producto subvencionado por la UE a sus agricultores.


Recetas del Banco Mundial y FMI: ¿Ejemplo de lo que no hay que hacer?


Recientemente salió publicado en “El País” un artículo sobre Malawi, país considerado uno de los más pobres de África y que hace dos años debido a una sequía padecieron una hambruna sin precedentes. Ese mismo artículo decía que el Presidente de Malawi, a pesar de las indicaciones en contrario de los asesores internacionales, léase FMI y/o Banco Mundial, optó por subvencionar la compra de fertilizantes a los agricultores. Esta medida ha llevado al país a una producción que ha superado el autoabastecimiento y además ha llevado a la exportación de los mismos. 
Esto que en cualquier teoría económica sería el primer paso de una economía para salir del estancamiento, es decir, lograr el autoabastecimiento para luego exportar / vender el excedente, es precisamente lo que la UE quiere que NO hagan los países africanos. Se pretende ir por el camino contrario, abrir  los mercados a los bienes externos, lo cual provocará la total pérdida de competitividad de los productos nacionales incluidos los agrícolas.

La UE con la política de subvenciones a la agricultura provoca a su vez que aquellos países que una vez alcanzado el autoabastecimiento intentan salir al mercado  abierto se encuentren con que sus costes de producción son superiores a los de mercado, ya que la UE subvenciona a sus agricultores en aras de mantener su autoabastecimiento, además de mantener un sector económico claramente en decadencia.

En conclusión nos quieren dar gato por liebre, quieren que aceptemos acuerdos que solo benefician a los intereses económicos europeos, a cambio de solidaridad o ayuda al desarrollo. Así se logra una rentabilidad económica y una rentabilidad política, ya que la portada de la Cumbre hablará de ayuda y solidaridad.

Crear Poros

La UE ha seguido negociando y ha alcanzado ciertos acuerdos transitorios con muchos países africanos que han accedido a las propuestas de la UE, entre ellos la Comunidad Económica y Monetaria de África Central (CEMAC).  Y es que igual que en los países africanos se exportan o migran los conflictos y migran personas de unos países a otros, lo que va a ocurrir es que países con acuerdos preferenciales con la UE ahoguen a sus vecinos, ya que acabaran inundando sus mercados con las importaciones de sus propios mercados. Situación que ya se ha producido.

La corrupción y sobre todo la necesidad provocarán que las fronteras permeabilicen estos bienes, creando de facto un mercado abierto, aunque “negro”. Sin embargo el coste social es mayor ya que se conseguirá así acentuar las diferencias sociales, los beneficiarios de la corrupción son siempre las minorías, no los más necesitados o las clases trabajadoras que se verán perjudicadas, como ejemplo puede leerse la crítica de Amnistía Internacional al “Proceso Kymberly” (ver nota) sobre control del tráfico de diamantes en la que se relata cómo los diamantes salen de Costa de Marfil (zona de Guerra) a  Ghana  (Firmante del “Proceso Kimberly”) donde son certificados de forma fraudulenta.

Por tanto la idea de negociar individualmente (o por pequeños grupos de estados) de la UE provoca conscientemente poros en las economías que luego se traducen en una inoperabilidad de las instituciones económica comunes africanas, ya que no interesa que los africanos se doten de mecanismos institucionales comunes de decisión en materia económica.


De ahí la reticencia de los propios europeos a estas cumbres de carácter “bilateral”, cuando lo que interesa la llamada política pragmática (“realpolitik”), es decir, que Francia o el Reino Unido mantengan su influencia tanto a nivel de la nueva “france-afrique” de Sarkozy como de la “commonwealth” respectivamente, y hay que recordar que esta cumbre ha sido financiada con fondos propios de Portugal y no con los de UE como tal.

La cumbre por tanto se puede considerar un fracaso momentáneo para la UE pero un fracaso total para las posibles aspiraciones de los países africanos, ya que no se ven perspectivas positivas en el futuro en ningún caso.

 

Lucas Olo (CESGE)

 

Nota:
“El Proceso Kimberly es un organismo que nació en el año 2000 con el objetivo de certificar la procedencia de los diamantes para evitar la comercialización de los llamados "diamantes ensangrentados", es decir, diamantes procedentes de zonas en guerra. El proceso Kimberly surgió gracias a la presión de la opinión pública, consternada por los horrores provocados por las guerras civiles y la necesidad de las multinacionales del diamante de proteger sus intereses.”
Por Silvia Simeoni www.equilibri.net

Bibliografía.
Intermon Oxfam: “Socios Desiguales: Cómo los Acuerdos de Asociación Económica (EPA) pueden dañar las perspectivas de desarrollo de muchos de los países más pobres del mundo”
http://www.oxfam.org/es/files/socios_desiguales/download

Amnistía Internacional:  "Kimberley Process: An Amnesty International Position Paper"
http://www.amnestyusa.org/document.php?lang=e&id=ENGPOL300572006

Última actualización el Domingo, 31 de Octubre de 2010 10:21  

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar