CESGE

  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
Home Cultura Poesia y Novela "La Lanza de Dios" de Chinua Achebe

"La Lanza de Dios" de Chinua Achebe

E-mail Imprimir PDF

Quiero compartir las sensaciones que tuve alChinua Achebe leer el libro de “The Arrow of God" ("La Lanza de Dios” ) de este autor Nigeriano. Y solo pretendo eso, compartir sensaciones, no me creo capacitado para hacer una crítica de esta obra que, dicho sea de paso, es de uno de los más reconocidos autores africanos. Reconozco que esta es la primera obra que leía de este autor, no conocía su trayectoria ni su bibliografía, sólo sabía que era nigeriano. La sinopsis del libro me llamó la atención, aunque no me paré a analizarla detenidamente, y es que no da muchas pistas, de hecho me llegó a confundir, ya que percibí en el autor cierto distanciamiento con respecto al protagonista, como si no se identificara con él. Pero  creo que tiene su explicación, en mi humilde opinión.

Su lectura se me hizo un poco pesada al principio. Achebe utiliza palabras autóctonas para describir muchos fenómenos y deja que la intuición del lector las descubra. Pero por esa misma razón te sientes “descubridor” cuando te das cuenta del significado.

El libro tiene como línea argumental la vida en un pueblo, el cual está en medio de un proceso de cambios producidos por la influencia del colonialismo. En este pueblo destaca la figura de un personaje, Ezeulu, el “jefe religioso”, y que destaca por su manera de afrontar las adversidades con templanza, sentido común y cierta sabiduría.No es mi intención desvelar el contenido de la obra, sobre todo cuando lo que pretendo, en el fondo, es animar a su lectura. Pero, como he dicho, describiré las sensaciones que me produjo el libro.

 

En un primer momento, me fascinó la manera en que Achebe comprimía las diversas situaciones generadas por el día a día de un remoto pueblo en Nigeria, sus problemas y sus soluciones. Por ejemplo, me llamó la atención la forma en la que se soluciona la separación de una pareja por los malos tratos del marido. Así, la esposa vuelve al hogar de su padre y no regresa hasta que la familia del marido presenta sus disculpas y, además,  se compromete a no pegar a su esposa. Hay que entender con matices este ejemplo, que solo es eso. Me llama la atención por el hecho de que se percibe como un mal el maltrato a una esposa, algo obvio, sin embargo, la poligamia está aceptada con normalidad. Esta es la contradicción inicial o superficial que se tiene vista la situación desde un prisma occidentalista. Pero lo que quiero destacar es que el tipo de organización social, poligámica,  no implica que se deba tratar de manera vejatoria a la otra persona. Esto, como dicen estudiosos de la obra de Achebe, indica la intención del autor de mostrar su cultura como es en realidad, no como gente salvaje o incivilizada, que es como acostumbraba a leer Achebe de joven.

Esta es la primera sensación que tuve,  la representación occidentalista de las culturas africanas por prácticas como la poligamia, que por supuesto son criticables, pero no reflejan la totalidad de la cultura. Ahora bien, esto hay que matizarlo necesariamente. Esta situación se seguiría dando en la actualidad, donde solo la hija de una persona de reconocido prestigio se permitiría “recuperar” a su hija para evitar que sea maltratada. Aquellas hijas “desconocidas” seguirían sufriendo el daño infringido por sus maridos en silencio, y es a esto a lo que quiero llegar, esta práctica, posiblemente generalizada, no está enraizada en las costumbres típicas de las culturas africanas (más bien de casi ninguna) y se producen, incluso en la actualidad, por una degeneración de las personas, y no de la cultura. Es por tanto criticable y es necesario denunciar estas prácticas ahí donde se produjeren y no dejar que describan nuestra cultura.

Mediante el personaje principal, Ezeulu, también percibí cierta sensación de héroe venido a menos. Durante la obra se presenta como una persona cabal, capaz de hacerle frente al colono, y de una sabiduría que le permite, con cierta facilidad, desarmar los argumentos contrarios a sus decisiones. Sin embargo, su orgullo y su excesiva fidelidad a sus creencias, le llevan tomar decisiones equívocas. Es una persona que destaca por su mentalidad abierta, no rechaza el contacto con el colono, toma decisiones basadas más en el sentido común que en las supersticiones, etc. Pero todo esto se trunca cuando su orgullo y su poder le llevan a la destrucción, la de su pueblo y la propia.

Se trata del relato de nuestra historia, del africano, que reconoce las cualidades heroicas en sus líderes, pero que a la postre, el héroe les decepciona. Parece que Achebe, sin mencionarlo, estaba haciendo referencia a la post-independencia nigeriana, y es que “La Lanza de Dios” fue escrita en 1964, 4 años después de la independencia de Nigeria en 1960. Se refleja el fracaso de las independencias, donde el héroe salvador se convierte en tirano. Esto está propiciado, en parte, por la mala gestión del colonialismo, como el lector podrá apreciar cuando lea la obra, no queremos desvelarlo aquí.

De nuevo,  se observa la actualidad de este argumento, donde el héroe alcanza el poder por sus proezas, derriba al opresor con la promesa de liberar a su pueblo, pero finalmente lo subyuga. Como he señalado antes, es el relato de nuestra historia, los golpes de estado, la euforia posterior, y el despertar en el infierno. Esperemos que Madagascar o las Guineas no despierten en ese infierno, y los que hoy sean héroes dejen de padecer esta especie de amnesia anterógrada (pérdida de memoria a corto plazo).


Autor: Chinua Achebe
Título: “The Arrow of God” (1964) -
Editorial: Heinemann

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar