CESGE

  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
Home Economía Economía Guinea Ecuatorial 118º en el Indice de Desarrollo Humano

Guinea Ecuatorial 118º en el Indice de Desarrollo Humano

E-mail Imprimir PDF

En el Informe 2009 del Índice de Desarrollo Humano (IDH) publicado por el organismo de las Naciones Unidas, Guinea Ecuatorial se ha mantenido en el puesto 118 con respecto al informe del año 2008. Este informe analiza 182 países en total, y se realiza con datos recabados en el año 2007 como máximo.

El lado positivo es que no empeoran los datos para Guinea Ecuatorial con respecto al año anterior. Guinea Ecuatorial además es uno de los primeros países africanos en el ranking, solo Gabón, en el puesto 103, le supera en África Subsahariana. Por delante de Guinea en África están también Túnez, Argelia, Mauricio o Seychelles.


Entre el año 2000 y el 2007 Guinea Ecuatorial ha ido incrementando su Índice de Desarrollo Humano en un 1’33% anual, ha pasado de una puntuación de  0.655 en el año 2000 a 0.719 actualmente. En general, como revela el informe, el IDH ha mejorado progresivamente en todas las regiones del mundo  a lo largo de los años (Figura 1), aunque se ha experimentado períodos de menor crecimiento e incluso retrocesos.

Indice de Desarrollo Humano Guinea Ecuatorial

Sin embargo hay que analizar los datos con detenimiento para poder calificar los datos de forma más objetiva.

Renta versus Desarrollo Humano

Lo más destacable que podemos observar es que Guinea Ecuatorial es el país con la mayor diferencia entre su clasificación por la renta per cápita y su clasificación por IDH. Mientras que la renta per cápita de Guinea está entre las más altas del mundo, es decir en el puesto 28 con una renta de 30.627 dólares anuales, se sitúa sin embargo, en el puesto 118 en el IDH.

En la tabla puede verse una comparativa un poco más exhaustiva.

Datos Comparativos Indice Desarrollo Humano

 

Para entender mejor este dato debemos explicar que  lo normal es estar en un puesto similar tanto en la el IDH como en la Renta per Cápita. Sin embargo Guinea Ecuatorial tiene la mayor diferencia (-90 puntos), entre los 183 países analizados en el informe, este resultado se halla mediante la resta del puesto por nivel de renta (28) menos el puesto en el IDH (118). Así, por ejemplo, Italia con el puesto 29 por renta, es decir con menor renta per cápita que Guinea Ecuatorial, se sitúa el puesto 18 del IDH (+11 puestos). Gabón, con una renta per cápita de 15.167 dólare anuales se sitúa en el puesto 51 por su nivel de ingresos, mientras que en el IDH se sitúa en el puesto 103, es decir hay una diferencias de -49 puntos, siendo el tercer país con mayor diferencia detrás de Botswana (-60 puntos) y Guinea Ecuatorial -90 que como lo hemos indicado anteriormente, tiene la mayor diferencia entre su renta per cápita y su IDH.  

Existen países con unos niveles de renta mucho más bajos que Guinea Ecuatorial y que están en un puesto del IDH mucho más alto al que le correspondería por el nivel de renta. Es decir, que incluso en el caso de rentas reducidas los niveles de pobreza pueden ser a su vez reducidos. El ejemplo más claro es Cuba, que es el que merjor IDH tiene con respecto a su nivel de renta. Con una renta per cápita de 6.876 dólares es decir en el puesto 95 por nivel de renta per cápita, está situado con el puesto 51 del IDH (+44 puntos).

Esto quiere decir que los niveles de desarrollo están más relacionados con las políticas de desarrollo aplicadas, son independientes de la riqueza de dicho país.

Disparidad en el Género

La desigualdad entre el hombre y la mujer en la sociedad implica que los niveles de pobreza, o los bajos niveles de desarrollo sean de mayor gravedad para las clases más desfavorecidas. El bienestar de la mujer repercute más directamente en la cohesión social, ya que la salud o la educación de los niños a su vez dependerán de ellas. El conjunto de las sociedades se benefician necesariamente de esta mejora de una forma exponencial, y por tanto a mayor desigualdad menor desarrollo.

El informe explica que si solo se evaluara el nivel de desarrollo de la mujer, excluyendo los datos referentes a los hombres, Guinea Ecuatorial perdería puestos en el IDH, pasaría al puesto 135 frente al 118 actual. Si solo evaluara a la mujer su puntuación alcanzaría solo 0.700 puntos frente a la media de 0.719. Esto se explica por varios factores, así mientras que el 93% de los niños mayores de 15 años tiene alguna formación académica, solo el 80% de las niñas la tienen. Además por cada 10 niños escolarizados en cualquier nivel educativo, solo hay 8 niñas escolarizadas, por ejemplo.


Migraciones

El informe de este año además analiza los movimientos migratorios y su influencia en el desarrollo mundial.

Se indica que la población inmigrante representa el 1% de la población, se calcula que hay 5.800 inmigrantes en Guinea. Hay que recordar que los datos son anteriores al año 2007. 

Pero también es importante el dato relativo a la emigración de la población, la cual se encuentra en valores muy altos. Guinea tiene una tasa de emigración de 14.5 % anual. Esto repercute en varios aspectos, el primero de todos es la fuga de la mano de obra, en muchos casos cualificada. Los emigrantes se marchan en busca de mejores oportunidades de vida para ellos y sus familias, y es una tónica habitual en los países menos desarrollados.

Por otra parte convierte a parte de la economía dependiente de las remesas de los emigrados, ya que no se genera riqueza real, o la riqueza no se genera de forma sostenible, no se invierte en desarrollo en la mayoría de los casos y cuando deje de existir por las meras fluctuaciones del mercado, pueden dar lugar al empeoramiento de los índices de desarrollo, como es el caso de la crisis mundial actual. No se quiere con esto desmerecer la aportación de las remesas al desarrollo local en el tercer mundo, la cual ha sido incluso más efectiva y mayor  que la ayuda oficial a desarrollo, solo se pretende con esto exponer sus pros y sus contras.


Propuestas

Con el análisis realizado queremos hacer propuestas para el desarrollo en Guinea Ecuatorial, se trata por tanto de una crítica constructiva, con propuestas que ayuden a cambiar a mejor las estrategias planteadas que se demuestran ineficaces, al menos parcialmente. Por otra parte sería erróneo conformarse con los datos, interpretándolos como una situación mejor que la mayoría de países del entorno. Como reza el dicho, mal de muchos “consuelo de tontos”. Por todo ello y centrándonos en el informe queremos hacer propuestas de mejora.

Esperanza de Vida al Nacer.

La esperanza de vida al nacer en Guinea Ecuatorial es de 49.9 años, una de las más bajas de todos los países del mundo. Este dato es bajo debido principalmente a los problemas sanitarios. Es decir, se podría reducir la mortandad infantil mediante el acceso gratuito a todos los centros sanitarios, incluidos los privados. Esto se puede hacer mediante la subvención de la atención primaria a los centros médicos privados, ya que de lo contrario no querrán atender estos casos. De esta manera se da un acceso a una atención sanitaria de calidad y accesible, es decir, que el paciente podrá acudir al centro médico más cercano a su domicilio con independencia de su titularidad porque el coste sería gratuito. Es de sobra conocida la importancia de una atención rápida en muchos casos, y el traslado al hospital público lleva a veces días, sobre todo cuando se reside en zonas rurales, y este retraso puede costar vidas. Por otra parte se evitaría acudir a medios de curación tradicionales, o cualquier otro tipo, que no reúnen las garantías sanitarias mínimas.

Por otra parte la medicación para los menores de edad debería ser gratuita, toda medicación indicada para tratamientos a menores debería proporcionarse de forma totalmente gratuita.

En cuanto a la mortandad en edades más avanzadas o adultas, se debería articular un sistema de atención sanitaria de urgencia en el cual, todas aquellas personas que no estén cubiertas por el sistema de la seguridad social, puedan ser atendidos. Por otra parte, el acceso a los centros de especialidad no debe limitarse, es decir el coste de internamiento en los hospitales no debes ser elevado, al menos para los trabajadores, e incluso gratuito para los que estén en desempleo. A su vez, no solo los impuestos de a la importación de medicamentos debería estar exenta de tasas, ya que la consecuencia última es que el precio de mercado de los medicamentos simplemente se iguala al del país de fabricación más el transporte. Por ejemplo, una caja de paracetamol en España podría costar 3 euros (1500 fcfa. Aprox), si a este importe se le añaden los gastos de transporte y corrientes, este importe puede llegar a doblarse, es decir, casi 3000fcfa por paracetamol. Para un el trabajador en España con un salario medio de 800 euros O 530.000 fcfa. pagaría solo 1500 fcfa por el paracetamol, mientras que en Guinea con un salario medio que la mayoría de casos no alcanza los 200.000 fcfa (300 euros), siendo optimistas claro, se estaría pagando casi 3000 fcfa por la misma medicación.

Influir en la política de precios de nuevo garantizaría el acceso universal a un tratamiento y a unas medicaciones adecuadas y de calidad, además evitaría acudir a medicaciones tradicionales o de otro tipo, como las medicinas falsificadas, que tiene efectos aun más nocivos.

Por último se debería de dotar de todos los medios materiales y personales posibles  a los hospitales regionales o distritales. Esto evitaría de nuevo la necesidad de acudir a centros de salud en las capitales, empeorando los cuadros clínicos por este retraso.


Educación

Los niveles educativos en Guinea son mejores que en muchos países del entorno, en general tener una tasa de alfabetización en edad adulta del 87% es comparable incluso a la tasa en países con un nivel de desarrollo medio. Por tanto se debe hacer más énfasis en la calidad de la educación. Una mejora en la calidad evitaría la fuga de cerebros por un lado, es decir, la emigración de todos aquellos con capacidades de desarrollo mayores, en busca de una formación más adecuada. A su vez se debería incentivar el regreso de la mano de obra cualificada evitando así tener que contratar mano de obra cualificada en otros países.

Para ello la calidad podría mejorarse si todas las escuelas dispusieran de material educativo, principalmente libros individuales para todos los alumnos en todos los niveles educativos. Se debería formar al profesorado en nuevas tecnologías que permitan que ellos se reciclen en los métodos de formación y que las nuevas tecnologías formen parte de la formación habitual de los estudiantes. Incluso se puede establecer acuerdos de cooperación con ONG’s que soliciten los fondos estatales p

La educación de las niñas debería ser incluso preferente, se podría así reducir los embarazos no deseados que implican interrupciones en el proceso formativo de las niñas. Además, como hemos señalado más arriba, la formación de las madres es más propensa a transmitirse a los niños, ya que ellas los tienen a su cargo.

Educación y Salud como elementos estructurales.

En cualquier estudio sociológico se puede apreciar que junto con análisis de elementos como la red de comunicaciones o la red de carreteras como elementos estructurales, se estudia también el estado del sistema sanitario o el nivel de educación de los habitantes de un territorio. Queremos decir con esto que la mejora de las infraestructuras no se circunscriben a la mejora de las carreteras y edificios. El ejemplo más claro se puede apreciar en la sanidad. La mejora de los edificios sanitarios solo supondrán una mejora en las tasas de mortalidad cuando estén además dotados de todos los medios materiales necesarios, y si además son más accesibles a la mayoría de la población, supondrá una mejora cualitativa necesariamente. Por poner un ejemplo más cercano, si el hospital La Paz, siendo el mejor actualmente de Guinea fuera más barato o gratuito en muchos casos, el aumento de  la esperanza de vida sería mucho mayor por mera probabilidad estadística.

Otro ejemplo puede ser la mejora de las carreteras. Tiene como consecuencia directa el mayor desplazamiento de las personas de un lugar a otro, pero a su vez un aumento de los accidentes por la misma razón. En Europa la primera causa de muerte son los accidente de tráfico, a pesar de tener un sistema de salud avanzado, ambulancias, etc. En guinea las carreteras podrían ayudar a que los desplazamientos de los enfermos   a los centros de salud fueran más rápidos, pero la distancia a la que se encuentren, y dotación material de ellos provocaría un efecto adverso paradójico, como es que las mejoras de las carreteras haga aumentar la tasa de mortalidad.  Digamos que no estríamos preparados para las consecuencias.

Al igual que las carreteras el estado es el que debe proveer de estos servicios, siguiendo con el ejemplo anterior, si bien la mejora en el transporte puede mejorar los intercambios comerciales o simplemente aumentar las oportunidades de negocio, esto provoca que solo puedan acceder a ciertos servicios aquellos que los puedan pagar, y si no hay un mecanismo de contrapeso, se provocará una mayor escisión entre las clases. El aumento del poder adquisitivo de pocos perjudica doblemente  a los otros, ya que supone un aumento de precios en el consumo que no es soportable para la mayoría. Es la máxima de la ley de la oferta y la demanda, donde la escasa oferta (pocos servicios sanitarios accesibles), provoca el aumento de los precios, lo cual a su vez provoca que los que tengan menos poder adquisitivo no puedan adquirir estos servicios, desviándose a la economía sumergida (en este caso la medicina tradicional o medicamentos falsificados por ejemplo) que reúne menores garantías. Por ello incluso en las sociedades eminentemente capitalitas se vio la necesidad de desarrollar el llamado estado del bienestar,  en el cual el Estado sería aquél que tuviera que proveer a los ciudadanos de estos servicios básicos, formando parte de la infraestructura social.

 

Lucas Olo (CESGE)

Última actualización el Domingo, 31 de Octubre de 2010 12:08  

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar