CESGE

  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
Home Política Opinión Diáspora

Diáspora

E-mail Imprimir PDF

Guinea Ecuatorial ha salido a la luz del mundo gracias a varios factores como el petróleo, por ejemplo, y es que el interés generado en occidente por los recursos petrolíferos, la intención de invertir (o explotar) en guinea, ha sido el gran escaparate publicitario para generar mayor atención y, por tanto, mayor demanda de información. Pero además la actual sociedad de la información también ha sacado a relucir otras riquezas atesoradas en el ámbito de la ciencia, la naturaleza, el mundo académico, la literatura, el arte, etc.

Si bien es cierto que esta capacidad científica o cultural ya existía con anterioridad, pero es gracias a Internet y al desarrollo de los medios de comunicación que se han dado a conocer con más profundidad en todo el mundo. Por otra parte, y este es el centro de este artículo, el panorama artístico, académico, en definitiva, el panorama cultural de guinea ecuatorial ha sido descubierto recientemente por su propia calidad.

Actualmente la literatura guineoecuatoriana se estudia en las más prestigiosas universidades del mundo, al igual que su sociedad, su régimen político, sus disputas territoriales, la música, se realizan estudios antropológicos, de la flora, de la fauna, etc, se  demuestra pues,  que la riqueza cultural de guinea está en continuo movimiento. En la actualidad casi todas las semanas nos encontramos con libros acerca de guinea, o de autores guineanos, o artículos científicos acerca de la etnología, la historia o de medicina. Y no hablemos del volumen de noticias que aparecen actualmente en los medios de información mundiales, y es que hace menos de 3 o 4 años era imposible tener alguna noticia reciente, ahora son tantas que no da tiempo a leerlas todas.

La diáspora guineana está dotada de gente de gran prestigio en instituciones académicas, en instituciones internacionales, en empresas privadas, etc. que han contribuido también a este reconocimiento. Como ejemplo podemos citar la conferencia recientemente organizada por la Hofstra University, en ella se congregaron estudiosos guineanos y no guineanos, de todos los ámbitos posibles (político, académico científio, etc), y como detalle cabe destacar que había tantos o más residentes en el extranjero, que los que provenían de Guinea Ecuatorial.

Por ello creo que es necesario abordar una cuestión que en otros países africanos se ha puesto encima de la mesa, la necesaria colaboración de la diáspora en el desarrollo de guinea ecuatorial. Ghana, Kenya, Sierra Leona, R D Congo, Rwanda o Senegal, por ejemplo, y  de acuerdo con la iniciativa de la Unión Africana (“African Union Diaspora Initiative”), tienen ministerios o departamentos “de la diáspora”. Se trata de iniciativas que, por un lado, pretenden paliar la fuga de cerebros que afecta a todo el continente, pero por otro lado quiere ayudarse de sus nacionales para la promoción del país en todos los ámbitos posibles, o animar a la inversión por parte de estos en su país de origen mediante remesas, promoviendo desde las inversiones industriales, hasta las relaciones culturales.

El gobierno de Guinea Ecuatorial debería crear un departamento para la diáspora. En él se articularían los medios de colaboración, las vías de participación en los diferentes ámbitos de la cultura, la política, la ciencia, etc. Un departamento de este tipo animaría a colaborar a aquellos que, estando ya asentados de otros países del mundo por sus quehaceres profesionales y/o artísticos, pudieran contribuir de alguna forma al desarrollo de guinea ecuatorial.

Este departamento podría, además, facilitar la incorporación de profesionales que deseen volver en condiciones que les permitan ejercer su profesión con, al menos, las mismas oportunidades que encuentran en sus lugares de residencia. Incluso países como España están incentivando el regreso de sus investigadores, aquellos que tuvieron que marcharse en su día para poder desarrollar su labor. Canalizar las remesas mediante ventajas fiscales para aquellos ciudadanos que inviertan o envíen dinero a Guinea, etc.

Por otra parte, en línea con la iniciativa de la Unión Africana, este departamento podría coordinar un “consejo de la diáspora”, que funcionaría a modo de comisión asesora y, por qué no, un mecanismo de diálogo político.  Esta comisión emitiría dictámenes sobre la viabilidad de diferentes proyectos en ámbitos como la sanidad, propondría iniciativas para la mejora de la educación, o propondría reformas políticas, entre otras actividades. Se trata de valerse de la experiencia profesional, intelectual y vital de la diáspora, contrastarla y confrontarla con las iniciativas nacionales con la única finalidad de alcanzar un desarrollo integral y sostenible.

Como venimos señalando desde hace tiempo, la fuga de cerebros es uno de los principales escollos con los que se encuentra el continente africano. Todo lo que ayude a su superación redundaría en el desarrollo de África en su conjunto. Las posibilidades que ofrecen los medios de comunicación actualmente disponibles podrían ayudar a solucionar parte de estos problemas. Y por supuesto, esta medida no pretende soslayar la toma de medidas estructurales encaminadas a evitar la fuga de cerebros, o la mera emigración económica. Por ello, se debería, a su vez, ir creando las condiciones necesarias que lleven a un desarrollo integral de Guinea Ecuatorial, para que así estas medidas se hagan menos necesarias.

Y es que si hay algo en común entre todos los Guineanos viviendo en el país o en el extranjero, es que todos la aman, nadie se marcha porque la odie, la gente se marcha o simplemente no vuelve por las circunstancias sociales, políticas o económicas, pero no porque la odien.

Lucas Olo Fernandes (CESGE)

 

 

Última actualización el Viernes, 05 de Noviembre de 2010 08:32  

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar