CESGE

  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
Home Economía Economía Cooperación Sur-Sur: riesgos y oportunidades para África

Cooperación Sur-Sur: riesgos y oportunidades para África

E-mail Imprimir PDF

Uno de los elementos principales de la cooperación sur-sur es que está guiado por principios de respeto mutuo y no ingerencia en los asuntos internos, dejando de lado el elemento de la condicionalidad, que en la mayoría de los casos supone un lastre para las economías africanas, sobre todo las condicionalidades de tipo económico, como la aplicación de los planes de ajuste estructural de los 80. También es cierto que los países africanos huyen de las “nuevas condicionalidades” o la “ampliación de la agenda” que surgió a partir del fracaso de los planes de ajuste estructural, cuando el Banco Mundial llegó a la conclusión de que el problema de África era de gobernabilidad. Sin embargo, las nuevas condicionalidades, sobre democracia, transparencia, etc. no eran prerrequisitos para la cooperación sur-sur.

El Informe sobre el desarrollo económico en África (Economic Development in Africa Report 2010- EDAR '10), advierte de que, si bien los beneficios de cooperación son abundantes, habría que tener cuidado de no repetir los errores de modelo Norte-Sur en el cual las economías africanas se convierten en productores primarios, pero no hay un desarrollo del sector industrial o manufacturero. El informe sostiene que esta cooperación debería estimular el progreso económico, la acumulación de capitales y la transformación estructural de la región.

 

Los acuerdos África-Sur son fruto de la necesidad de desarrollo tecnológico de unos y de materias primas de los otros. Lo relevante de esta nueva asociación es que los nuevos inversores además quieren penetrar con sus productos en el mercado, como son los casos de China, Brasil o la India.

Entre los diferentes modelos de cooperación de actores como China, India, Turquía o Corea, se puede apreciar que estos países establecen marcos de cooperación plurianual, lo cual permite tener una previsión o planificación con menor margen de error para los países africanos. Además los foros de contacto sirven como mecanismos de actualización o control de los compromisos acordados, este seguimiento permite llevar a término los proyectos iniciados.

Además estos países utilizan sus canales oficiales para promover sus relaciones comerciales y no menos relevante es el hecho de que estos países no denominan su contribución “ayuda”, sino que utilizan palabras como solidaridad, cooperación etc.

Entre los efectos positivos cabe destacar el hecho de que estas relaciones ayudarían a reducir la excesiva dependencia de la economía africana en las materias primas por la propia aparición de nuevos actores económicos que ayudaría a diversificar la economía. Esta relación ayuda a que los actores tradicionales tengan una visión más respetuosa o entre iguales, en vez de una visión de arriba abajo. Los actores tradicionales, a su vez, deben acompañar a los nuevos actores en el desarrollo de África, ya que es una tarea tan ingente que debe incluir la participación de todo el mundo.

El informe de la UNCTAD indica además, que en este escenario los países en África se enfrentan a una serie de retos que exigen que sean más activos en igualar la balanza entre los intereses de los nuevos inversores  y sus propios objetivos de desarrollo. No debemos llevarnos a engaño, los nuevos inversores, tienen sus intereses, y los acuerdos con estos países tienen un patrón similar al de la etapa post-colonial, con determinados ajustes que no desvían el patrón, y por tanto pueden dar lugar al mismo resultado. Por otra parte, uno de los elementos distintivos de esta relación es el hecho de que los nuevos inversores están también interesados en el mercado africano para introducir sus productos. La parte negativa de esta relación es la posible inundación del mercado de bienes y productos en los cuales los países africanos no son competitivos. Si bien esto puede ser entendido como un ajuste natural del mercado, puede ser letal para las aspiraciones de desarrollo, ya que mantendría la situación anterior (colonial) de especialización productiva y nula diversificación y de menor manufactura. Se deben por tanto hacer ajustes de mercado, lo cual redundaría en beneficio de los propios inversores ya que aumentaría el poder adquisitivo, y por ende el consumo.

 

Última actualización el Lunes, 19 de Septiembre de 2011 15:14  

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar