CESGE

  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
Home Economía Economía Por qué corremos el riesgo de una devaluación del CFA- Opinión.

Por qué corremos el riesgo de una devaluación del CFA- Opinión.

E-mail Imprimir PDF

 

CESGELos economistas me corregirán. El hecho es que los miembros del franco (BCEAO y BEAC) están respaldados por el banco central francés. Un sistema único en el mundo y fruto de la política neocolonialista. Nos daban la independencia a cambio de nuestra riqueza, es así de triste.

Este sistema por desgracia se ha afianzado y ha parido lo que tenemos ahora. Los países del franco reciben el respaldo, es decir, mantienen el tipo de cambio fijo (ahora 655 fcos) a cambio de que los bancos centrales depositen su dinero en el banco central francés. El banco central francés, a su vez le da el dinero al banco central europeo, que a su vez compra deuda pública griega, por ejemplo. Y como los griegos no pueden pagarla se pierde, en consecuencia el dinero de los países africanos no renta. Es un ejemplo incorrecto, pero explica el por qué nuestra moneda se puede devaluar, ya que la moneda de cada país es más fuerte dependiendo de sus activos (ahorros) entre otras cosas. En este caso si el euro pierde valor, nuestra moneda también lo pierde y si no hubiera un acuerdo de paridad o respaldo, el cambio variaría como lo hace con el dólar, pero además se ajustaría al precio real del dinero aunque paulatinamente, no bruscamente como ha ocurrido y va a ocurrir ahora.

 

Cuál es la solución, creo que algunos lo han dicho aquí. Diversificar, depositar nuestros ahorros en economías donde esos ahorros no pierdan valor, lo cual está bien, pero significa que confiamos más en economías extranjeras más que en la nuestra, no es un mensaje bueno para un inversor. Por eso lo normal sería invertir en nosotros mismos. Por ejemplo, en vez de mandar el dinero a un banco de Brasil, donde el dinero generará un 3% de interés a 10 años, podemos dar una beca de estudios a un joven para que estudie Agricultura en  Sao Paulo y a la vuelta cree una empresa de exportación de cañas de azúcar, esa empresa pagará unos impuestos que generará un beneficio superior a la beca recibida. Pero claro, la beca tiene que darse a la persona mejor preparada y más inteligente, no vale comprarla o venderla, porque no habría garantía mínima de éxito.

El papel de nuestros bancos centrales.

En teoría, los bancos centrales como el BEAC pueden controlar la inflación (que es una de las primeras causas de una devaluación) subiendo o bajando los tipos de interés.

¿Y esto cómo lo hacen? Lo normal es que los bancos comerciales como el CCEI Bank, reciban préstamos del BEAC con un interés del 2% por ejemplo, y que los bancos comerciales lo revendan en forma de créditos a las empresas o ciudadanos a un interés superior, digamos el 4%.

Si el BEAC redujese su tipo de interés, el CCEI Bank lo reduciría también y la gente recibiría más créditos, habría demasiado dinero en circulación, mucha mayor demanda que oferta, y finalmente un aumento de los precios, es decir, una mayor inflación. Por ejemplo, una yuca que valía 100 ahora valdría 500; la yuca tiene el mismo valor, lo que cambia es el valor del dinero ya que antes con 500 podía comprar 5 yucas y ahora solo una.

Para corregir esta situación el BEAC puede subir el tipo de interés, digamos al 3%, el CCEI a su vez lo hará al 6%, las empresas o ciudadanos entonces no querrán pedir créditos, y se reducirá así el dinero en circulación. Los precios por tanto se volverían a ajustar al valor real de la yuca.

Pero el BEAC para empezar tiene una parte de su dinero en Francia, y no puede decidir libremente si presta al CCEI Bank al tipo que mejor le convenga a su economía. Además las economías del BEAC son muy diferentes, así que las medidas que pueden tomar no benefician a todos y por tanto no se ponen de acuerdo. Por otra parte el BEAC no controla el dinero que llega al mercado por medio de la corrupción porque no lo puede contabilizar, para saber si debe subir o no sus intereses.

La solución de nuevo está en generar valor dentro de la propia zona. En vez de importar de Europa podríamos importar más de Camerún o de otros países africanos, crear industrias con el dinero que nos pagan por nuestras materias primas para no tener que importarlo todo, o por ejemplo crear fábricas de alimentos, invertir en agricultura, etc. Paralelamente se debe reducir la corrupción, y si conseguimos mejorar la salud, las industrias podrán producir mejor porque por ejemplo la mano de obra no se ausentaría por enfermedad (muy común en nuestra sociedad). Y si mejoramos la educación creando por ejemplo universidades, no haría falta financiar becas a Brasil por ejemplo, y nuestros estudiantes formados en nuestras universidades podrían ahora crear fábricas de azúcar, en vez de exportar la caña de azúcar. Podríamos exportar el azúcar manufacturada (terrones o en polvo), y así dejaríamos de depender del petróleo únicamente, que, no debemos olvidar, es un bien agotable. Y esto son solo algunos ejemplos.

 

Última actualización el Martes, 06 de Diciembre de 2011 16:40  

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar